Oriol Cardona

Oriol Cardona. Espíritu competitivo.

O  

riol acaba de renovar con Dynafit, su patrocinador de siempre. Nos cuenta que está muy agradecido a esta marca así como a las selecciones española y catalana de esquí y de carreras de montaña, con las que lleva vinculado desde hace ya muchos años a pesar de tener solamente 23. Oriol ama la competición. Esquía en invierno y cuando no hay nieve, cambia las tablas por las zapatillas para seguir poniéndose un dorsal prácticamente cada fin de semana. Esta temporada de esquí que ahora comienza supone todo un reto al dejar de ser sub-23 y comenzar a disputar los puestos del podio con las grandes figuras de este deporte.

 

Texto: Kissthemountain

Kissthemountain: ¿Has entrenado ya hoy?

Oriol Cardona: Tengo día libre. Ayer hiTce algo largo de bici y mañana me voy a Suiza a hacer unas fotos y unas pruebas de material con Pomoca.

K: ¿Ha nevado ya por allí?

O: En Pirineos todavía no hay nada. Dentro de unos días voy a Tignes a buscar la nieve. Ya con la temporada de invierno…

K: ¿Vas con la selección como el año pasado?

O: Sí, estaré dos semanas. Una con la selección catalana y otra con la española.

K: ¿En qué momento de la temporada estás? ¿Metido ya de lleno con el esquí?

O: En agosto hice un parón largo. En septiembre y en octubre he estado haciendo alguna carrera de montaña como la maratón de Ultra Pirineu y Limone Extreme porque tenía ganas de competir y hacer algo de intensidad, pero se puede decir que estaba ya en pretemporada para el invierno.

K: ¿Has terminado ya con las carreras de montaña?

O: Sí, el trail ya lo he terminado. A mediados de diciembre empezamos con la temporada de competición de esquí. Arrancamos en China con la primera prueba de la Copa del Mundo [ISMF-International Ski Mountaineering Federation]. Las siguientes ya son desde mediados de enero hasta principios de abril.

K: ¿Te dedicas a hacer volumen y a acumular estas semanas previas a que empiece la temporada? Te lo comento porque sé que eres una persona que ama la competición y que tratas de estar con el dorsal prácticamente cada fin de semana, y eso imagino que no te permitirá exprimirte tanto entre carrera y carrera, ¿es así?

O: Sí, Juanmi. Llevo unas semanas haciendo mucho volumen con la bici y corriendo por el monte. Me queda una semana aún. A partir de entonces, empezaré a tocar puntas de intensidad. La temporada es larga y si hago mucha intensidad ahora, tengo el riesgo de terminar quemado.

K: ¿Acumulas entonces con bici y carrera?

O: Sí, también con bastones y roller.

K: ¿Y la intensidad ya será en nieve?

O: Siempre que se pueda esquiar, es la idea. Habrá dos semanas que no tendré nieve y me imagino que esta punta de intensidad la buscaré corriendo o en bicicleta. Me lo está planificando mi entrenador esta semana.

K: ¿Dónde estás ahora?

O: En Font Romeu, en la Cerdanya. Este será el quinto año que paso aquí de septiembre a junio.

K: ¿Estás en el centro de alto rendimiento?

O: No, en un piso muy cercano.

K: ¿Estudias allí?

O: Termine el curso pasado STAPS [Ciencias de la Actividad Física y del Deporte]. Actualmente estoy haciendo un máster de entrenamiento en altitud enfocado al trail y al esquí de montaña. Además, este año toca sacarme el carnet de camión y niveles de idiomas. Me gustaría en un futuro vivir del deporte y entrenar a deportistas. Es uno de mis objetivos. De hecho estoy ya más o menos en ello. La base teórica la tengo. Y en cuanto a competición, también. Llevo ya muchos años haciendo carreras y esto me ha aportado mucha experiencia.

K: Háblame de tus primeros recuerdos en la montaña. Sé que tu padre es montañero y que hace unos tres o cuatro años, cuando tenías 20, estuviste con él, tu hermano y otra gente en el Dhaulagiri 7 [7.245 msnm]…

O: Sí, esto fue más tarde ya. Mis primeros recuerdos son salidas en familia con mi madre, mi padre, hermano y a veces con mis tíos. Íbamos a disfrutar del monte tranquilamente, sobre todo en el Pirineo de Girona. Hacíamos alguna cima. Me lo pasaba muy bien correteando por ahí con mi hermano. Desde pequeño ya me gustaba. Era durante los fines de semana ya que en mi casa en Banyoles no hay mucha montaña.

K: ¿Ya esquiabas de pequeño?

 

O: No recuerdo exactamente desde cuándo. Mis padres me apuntaron a esquí alpino. Lo hice hasta los 13 ó 14 años. Al final me cansaba un poco de bajar solamente. No me terminaba de gustar y se lo dije a mis padres. Con esa base de esquí, me apuntaron en el Centro de Tecnificación de Esquí de Montaña de Cataluña, y ya desde entonces, prácticamente cada fin de semana salía con más chicos a practicar. Hice muchos amigos. También aprendí lo básico de la montaña: seguridad y cómo moverse en este entorno. Disfruté mucho en aquella época.

K: Cuando te vas con 20 años al Dhaulagiri 7 ya ibas con mucha experiencia…

O: Es evidente que ya habíamos hecho muchas excursiones y cimas en Pirineos y en los Alpes, con nieve, crampones, cuerdas… Vi que me empezaba a gustar el mundo del alpinismo y surgió la idea de ir a probar esta cima en el Nepal. Estuvimos uno o dos meses allí. Al final no salió muy bien. La experiencia fue muy buena a pesar del mal tiempo que hizo. Nevó mucho e hizo fuerte viento. Las condiciones meteorológicas no pintaban bien para los días que tendríamos que haber intentado la cumbre. El campo base estaba demasiado lleno de nieve. Había verdadero peligro de avalancha. Decidimos dar media vuelta y dejarlo para otro año. Ahí se quedó todo.

K: ¿No has vuelto?

O: Después de eso fuimos al Monte Elbrus, en Rusia. A nivel alpinístico fue una gran experiencia. Estuvimos dos semanas en el Cáucaso, una región muy bonita. Adquirí también muchos conocimientos, además de conocer gente y sitios nuevos.

“Mis padres me apuntaron a esquí alpino. Lo hice hasta los 13 ó 14 años. Al final me cansaba un poco de bajar solamente. No me terminaba de gustar y se lo dije a mis padres. Con esa base de esquí, me apuntaron en el Centro de Tecnificación de Esquí de Montaña de Cataluña, y ya desde entonces, prácticamente cada fin de semana salía con más chicos a practicar”.

 

K: ¿Te atrae el gran alpinismo para el futuro?

O: Sinceramente, prefiero competir que hacer alpinismo. Me gusta, pero no me veo en el futuro dedicándome a él. Ahora pienso sólo en competir tanto en esquí como en trail.

K: Hablando de competir… ¿Recuerdas tu primera carrera?

O: Bueno, hasta los 13 años, además de esquí alpino hacía cross y atletismo. Ahí competía mucho…

K: Me refiero a en montaña…

O: Sí que me acuerdo. Fue la Poca Traça, una carrera en Núria, en la zona del Puigmal. No sé si salía de Nuria o del otro lado. Era muy pequeño. Cuando me enseñan fotos me vienen muchos recuerdos. Las botas me iban grandes, los esquís también, el casco… Me acuerdo de muchas cosas. Creo que no hacía muy buen tiempo, pero no la hice solo. Me acompañaba mi padre.

K: ¿Y de trail?

O: No me acuerdo de la primera, pero de las que más veces he hecho ha sido l’Olla de Núria.

 

 

 

K: Estuve este año. Es brutal. Me encantó. Puro skyrunning.

O: La zona es preciosa y el recorrido es perfecto con la mayor parte en altitud. Recorrer toda la cresta del Puigmal, el pic de Segre, coll de Noucreus… Me gusta mucho, la verdad.

K: ¿En qué año empezaste a competir en trail?

O: Primero fue esquí de montaña. A los 14 hice mis primeras carreras de skimo, y creo que a los 16, de trail.

K: Con el equipo Junior ya estabas en la selección española, ¿no?

O: Desde que empecé a hacer buenos resultados, muy al principio, siempre he estado compitiendo en la selección de esquí y en la de carreras de montaña, tanto de la española como de la catalana. Siempre me han acogido muy bien, ayudado mucho y dado grandes oportunidades que he intentado aprovechar lo mejor que he podido. En la catalana y española de esquí de montaña entré en 2010, con unos catorce años. Con ellas fui a mis primeros mundiales en Andorra. Cuando tienes la oportunidad de correr con un equipo o selección, se aprende mucho de todos los componentes. Son gente que tiene más experiencia. Se aprende observándolos. Estoy muy agradecido.

K: Con Dynafit… Acabas de renovar, ¿no?

O: Sí, hace poco. Estoy realmente contento. Siempre con ellos…

K: ¿Desde cuándo?

O: Hace cuatro años. Siempre ha sido uno de mis principales patrocinadores cuando empecé a hacer resultados. Me apoyan tanto en la temporada de verano como en la de invierno. Nos encontramos y hablamos enseguida. Desde el principio confiaron en mí. Hay muy buena sintonía por los dos lados. Nos entendemos muy bien.

K: ¿Con qué esquís compites? ¿Utilizas los mismos para todas las modalidades de vertical, individual, sprint…?

O: Tengo unos esquís para individual y para sprint, y otros para vertical. Son de la gama DNA. Lo que cambio es la fijación. Para hacer verticales llevo la fijación nueva de Dynafit by Pierre Gignoux, de carbono, muy minimalista y súper ligera. Me da muy buenos resultados.

K: ¿Este año vuelves a hacer Copa del Mundo de esquí de montaña?

 

“Sí que me acuerdo. Fue la Poca Traça, una carrera en Núria, en la zona del Puigmal. No sé si salía de Nuria o del otro lado. Era muy pequeño. Cuando me enseñan fotos me vienen muchos recuerdos. Las botas me iban grandes, los esquís también, el casco... Me acuerdo de muchas cosas. Creo que no hacía muy buen tiempo, pero no la hice solo. Me acompañaba mi padre”.

 

O: Sí, las pruebas de Copa del Mundo y dos europeos en Italia. Son cinco fines de semana entre mediados de diciembre y abril. China, suiza, Andorra, Francia e Italia. Aparte los campeonatos europeos.

K: Vas con la selección para hacer Copa del Mundo, ¿no?

O: Sí, todo lo que es Copa del Mundo, mundiales y europeos, voy con la selección española.

K: Este año compites ya en senior…

O: Exacto, el año pasado fue el último sub-23.

K: ¿Qué esperas? ¿Un año difícil?

O: ¿Qué espero? [Risas]. La transición entre sub-23 y absoluto va a ser dura. En sub-23 solía hacer podio, aunque también saqué un tercer puesto absoluto en los mundiales de sprint. Uno de mis objetivos es intentar repetir algún cajón en Copa del Mundo o en los campeonatos europeos en esta modalidad. Va a ser difícil. Mi principal objetivo es mejorar en todos los ámbitos. No sólo en los sprints, sino también ser mejor técnicamente para las individuales, tener más motor para las verticales… Ser un poco más completo.

K: ¿Crees que puedes competir de tú a tú con Damiano Lenzi, Kilian Jornet, Anton Palzer…? ¿Puedes estar ahí con ellos?

O: [Risas]. Creo que trabajando bien tengo opciones de estar ahí, pero son gente muy fuerte. Sería muy ambicioso. Siendo realistas, este año quizás no, pero más adelante me gustaría estar luchando cara a cara.

K: Ocasionalmente puede que hagas algún podio, pero ¿crees que va a ser un año más de transición?

O: Yo estoy enfocado cien por cien para dar lo mejor de mí en esta temporada. Mi objetivo es hacer podio en cualquier disciplina. Sé que será difícil, pero no es imposible. El nivel cada vez es mayor y la gente esté más fuerte. Costará pero…

 

K: ¿En qué crees que puedes ser mejor, Oriol?

O: En todo… Hay margen en muchos ámbitos de este deporte. Técnicamente creo que voy bien en cuanto a transiciones. ¿Qué puedo mejorar? La subida y la bajada. El nivel que tienen los primeros en Copa del Mundo en subidas es superior al mío. Creo que tendría que trabajar el  aspecto físico. Bajando también. Creo que bajan muy bien, sobre todo la gente de los Alpes. Yo he hecho alpino, eso es una ventaja, pero aun así, me cuesta mucho seguirlos y a veces los pierdo. Creo que la agilidad que tiene la gente de los Alpes en cuanto a las bajadas se debe sobre todo a que han podido esquiar mucho más tiempo que los que estamos en el Pirineo. Yo de pequeño vivía en Banyolas, a dos horas de la nieve. No he tenido las facilidades de esta gente. Ellos han podido esquiar entre semana y eso se ve reflejado en su nivel.

K: Está claro que no es lo mismo vivir allí donde es incluso posible que fueran esquiando al colegio. En tu caso, en el que tenías la nieve a dos horas y tenías que esperar al fin de semana para ponerte las tablas, es más difícil. Ellos han aprendido la técnica desde muy pequeños.

O: La técnica, en este aspecto, se nota mucho. En cuanto al motor, en las subidas, creo que ya no depende tanto de si has podido esquiar de pequeño, sino que es más muscular y de cardio. Entran factores fisiológicos personales. En las subidas es quizás más fácil igualarlos que en las bajadas. Para llegar a su nivel bajando, debería dedicar muchísimas más horas. Me entiendes, ¿no?

K: Claro. De todas formas tienes todavía 23 o 24 años. Te queda mucho tiempo.

 

“Esta temporada me gustaría hacer más carreras de distancia maratón. Quiero probar alguna por aquí en el Pirineo. Voy a enfocar la temporada de diferente modo. Descansaré más al terminar la temporada de invierno e intentaré que mi pico de temporadas sea más o menos en agosto o septiembre”.

 

O: 23. Sí, claro. Por eso te digo que todavía puedo seguir mejorando en esos dos ámbitos y estoy trabajando duro en ello.

K: ¿Vas a hacer campeonatos de España también?

O: Sí, seguramente voy a correr los cuatro campeonatos de España. En función de cómo vaya la temporada decidiré si no voy a alguno, pero mi idea inicial es hacer los cuatro.

K: Entonces esquías y compites hasta marzo o quizás algo en abril… Cuando terminas la temporada de esquí y los guardas en el trastero, imagino que algo cambia en tu cabeza. Será algo que incluso te apetezca, ¿no?

O: Sí, así es, terminas un poco cansado de sólo esquiar, sobre todo a nivel psicológico. Apetece dejar los esquís y ponerte a correr o ir en bici o hacer otros deportes. Llegamos a final de temporada de invierno bastante quemados y con ganas de cambiar.

K: ¿Cómo haces la transición? ¿Haces descanso entre temporada de invierno y verano?

O: Normalmente lo que hago después de la temporada de esquí es descansar de una semana a un mes en función de cómo haya ido todo. A partir de ahí, empiezo a correr tranquilamente, combinándolo mucho con la bicicleta que es mucho menos lesiva. Eso me permite hacer más horas.

K: ¿Estás contento con tu temporada de este año de trail? Fuiste campeón del mundo sub-23 en Andorra. Nada más que eso es para estarlo. ¿Pero estás satisfecho en general? ¿Cómo calificarías tu temporada de trail?

O: No sabría cómo describirla porque he tenido un poco de todo. No empecé muy bien ya que al terminar la temporada de invierno no descansé lo suficiente. Quise estar al mismo nivel que estaba el año anterior, y no me salieron muy bien las carreras. En verano empecé a competir mucho y me fui poniendo a tono conforme iban sucediéndose las carreras hasta terminar en Andorra con el Campeonato del Mundo. Ahí sí que me encontré bien. En agosto hice otro parón de dos semanas para empezar a pensar en temporada de invierno. Hice la maratón de Ultra Pirineu. Salí muy fuerte y me encontraba muy bien. Era mi primera maratón. No había hecho esa distancia y se me hizo muy larga a partir del kilómetro 34. Los últimos diez kilómetros fueron muy duros. Iba casi andando. Una buena experiencia…

K: De eso quería preguntarte… ¿Este año quieres empezar a rendir mejor en distancias más largas o vas a seguir como el año pasado haciendo verticales y carreras cortas? ¿Cómo lo enfocas?

 

O: Esta temporada me gustaría hacer más carreras de distancia maratón. Quiero probar alguna por aquí en el Pirineo. Voy a enfocar la temporada de diferente modo. Descansaré más al terminar la temporada de invierno e intentaré que mi pico de temporada sea más o menos en agosto o septiembre.

K: Pero seguirás haciendo verticales, ¿no?

O: Sí. Me gustan mucho. Creo que son de las mejores pruebas. 30 minutos a tope sin casi tiempo a pensar y sin el hándicap de las bajadas… No tienes ese problema de cansancio de cuando haces una bajada fuerte y rápida. Es una muy buena modalidad para entrenar. Además puedes hacer muchas sin acumular el cansancio que se produce en bajadas. Seguiré haciendo kilómetros verticales, pero me gustaría que mis objetivos principales fueran carreras de distancia maratón.

K: ¿Harás algún circuito?

O: Tengo carreras en mente pero aún tengo que perfilar el calendario.

K: ¿Te consideras más esquiador o corredor?

O: Esquiador, sin duda alguna. El skimo es de los mejores deportes que hay en montaña. No es lesivo, puedes descubrir sitios impresionantes, hay una gran variedad de modalidades. Es mi deporte favorito.

K: Es mucho menos lesivo que la carrera…

O: Sí, es como la bicicleta. Son deportes que no tienen nada que ver con el correr.

K: ¿Por qué corres entonces [Risas]?

O: No es que no me guste… ¡Corro porque no hay nieve en verano! [Risas]. No, no es tan radical, ¿eh? Entiéndeme. Me gusta correr y hacerlo rápido desde siempre. Corro porque me gusta competir.

K: Te gusta mucho la competición…

O: Me encanta. Me gusta hacer muchas carreras. ¡En verano corro porque no sé estar quieto!

 

 

No Comments

Post A Comment

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

¿Aceptas el uso de cookies? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar