Edu Marín. Petzl

Edu Marín. Historia y futuro.

 

E  

du Marín es uno de los grandes nombres en el panorama internacional de la escalada. Después de unos años dedicados a la competición y tras tener que reinventarse en numerosas ocasiones, se ha convertido en una referencia en la escalada de dificultad. Charlamos con él para conocer su forma de entender este mundo en el que no para de dar pasos y empujar sus límites. Su último proyecto, Valhalla, en China es un ejemplo de esto. La belleza de sus imágenes ya nos hacía prever que estamos ante un proyecto futurista tal y como nos confirma Edu.

 

Texto: Kissthemountain.

Kissthemountain: Aunque inevitablemente en esta charla saldrán a relucir aspectos técnicos, nos gustaría más que detenernos en ellos, conocer la filosofía y la forma de entender la escalada que hay detrás de Edu Marín, una persona que brilló en el mundo de la competición, y que cuando fue necesario se reinventó. Quería comenzar con una pregunta que hace poco le hacíamos a Alex Megos ya que, como en aquel caso, es obvio que en esta charla afloren los nombres de Adam Ondra y de Chris Sharma. En los últimos meses hemos mantenido charlas con ambos. De ellas, hemos percibido dos estilos muy diferentes de ver la escalada. Aunque hay muchísimos matices, a Adam Ondra lo percibimos más como a un escalador de método donde el entrenamiento y los aspectos técnicos son clave para su éxito. En la escalada de Chris Sharma, creemos que prima más la intuición con una visión más romántica de la misma. Adam nos contaba que una de las claves para haber logrado el primer 9c en Silence fue el trabajo con fisioterapeutas y expertos en el análisis de los movimientos. ¿Qué importancia das tú a esta faceta de este deporte llevado al máximo nivel?

Edu Marín: Es interesante lo que planteas. Para que nos entendamos, yo me veo en un mundo paralelo entre Chris y Adam. Vengo de la competición en la que he estado durante muchos años y soy muy partidario del método de Adam. Nada pasa por suerte. No creo en ella. Sí que es verdad que Adam es un escalador muy científico en la que su locura le lleva a pesar su comida o a medir cada movimiento que hace para ejecutar un paso, analizando su escalada para mejorarla. He estado en ese mundo. Es algo que viene mucho de la competición que te exige estar al cien por cien enfocado en hacer todo lo mejor posible porque sólo tienes un día para lograrlo. Adam viene de un mundo más matemático, por así decirlo, más profesional a ese nivel del que hablamos, de cuidarse completamente y de ser un reloj suizo de maquinaria precisa. También es cierto que Chris tiene una visión más romántica. No le pongo el adjetivo de hippie. Es un tío súper inteligente que ha entrenado y se ha puesto fuerte y ha logrado hacer vías de alto nivel por su gran cabeza. Él ha ido aumentando su forma física eligiendo proyectos y disfrutando del camino de una manera increíble, como pocos escaladores han logrado hacerlo. Diría que son polos opuestos, sobre todo ahora que Adam vuelve a estar metido en el camino de la competición enfocado a los Juegos Olímpicos. Chris es uno de los pocos escaladores que ha logrado hacer vías tan duras sin tener una metodología tan analítica y específica como la de Adam. Pienso que es un escalador muy talentoso y que esta forma de ver este deporte le ha funcionado muy bien. Al final es el camino marcado por su pasión y motivación lo que le ha llevado a escalar sólo en roca.

 

 

Edu Marín. Petzl

 

K: Aprovecho esta cuestión para viajar al Gran Arco del valle de Getu. Las imágenes que he visto en distintos vídeos me sugieren una belleza total y un sitio muy distinto al que estamos acostumbrados y de los que entendemos como una gran pared. Cuando las vi por primera vez me vinieron a la mente esas palabras de Chris Sharma que decían “siempre he visto esas vías de alta dificultad como esculturas que existen desde hace cientos o miles de años, y cuyo código de secuencia, nosotros los escaladores, desciframos”. Viendo las imágenes de tu último proyecto, he encontrado cierta conexión con esto.

E: Son palabras muy de Chris, pero el significado es el mismo para todos los escaladores. En mi caso, necesito sentirme enamorado con el proyecto que quiero hacer. Si fuera de otra manera, no podría dedicarle ni las horas, ni la pasión, ni la energía que se merece y requiere. En Getu he estado prácticamente ocho meses. Si no lo hiciera así, no podría terminar proyectos de esta envergadura. Por eso estoy de acuerdo con las palabras de Chris. Necesitas ver una línea que te inspire. Puedes definirla como una escultura, una obra de arte o como un sitio que te llena de pasión y sobre todo que te motiva y que hace que cada vez que estés ahí, quieras subir por esa línea y completar un sueño o un proyecto.

K: ¿La belleza del entorno es algo que te impulsa a elegir Getu?

E: Elijo Getu porque cuando llegué allí supe que era un lugar para abrir una línea aun sabiendo que iba a ser un proyecto muy difícil y ambicioso. No tuve ningún tipo de duda en embarcarme en un proyecto de estas dimensiones en China, en la otra parte del mundo. Puedes definirlo de muchas maneras, pero fue un amor a primera vista que me inspiró de una manera única y que me generó una gran ilusión por abrir y liberar esa línea que para mí es una formación única que sólo se puede encontrar en ese lugar del planeta.

K: Arco de Getu. La morada de los dioses. Valhalla. 14 largos, 380 metros de longitud con el 88 por ciento de ellos en puro techo horizontal a 150 metros del suelo. 300 bolts, 600 metros de cuerda, 50 días de trabajo sin descanso para establecer la ruta. Largos de 8c, 8c+ y 9a+. 9 horas para liberarla. Edu, esto son números que empleando cierto tiempo en internet cualquiera puede encontrar junto con indicaciones de lo que supone cada largo. Olvidémoslos y dime por qué Valhalla es una línea futurista. ¿Qué ha supuesto para ti? ¿Crees que puede haber un antes y un después de esta vía en tu vida?

 

E: Sin lugar a dudas es un antes y un después en mi carrera, y no sólo hablo desde el punto de vista deportivo, sino también de una manera muy personal. Hubo momentos en los que pensé que era un proyecto imposible y un sueño muy difícil de cumplir. Me generó muchas dudas e incógnitas. Ha sido un proceso muy largo, pero a la vez te digo que me ha realizado enormemente a nivel personal, no sólo por la dificultad de la vía sino por todo los altibajos que he superado, los problemas diarios que hemos tenido en China de acceso, idioma, cultura, visados, viajes… Ha sido una lucha continua para poder conseguir culminar este proyecto. A nivel personal he crecido en muchos aspectos y ha sido una lucha terrible. Deportivamente hablando pienso que hemos hecho un paso más en la escalada de dificultad de vía larga.

K: ¿Qué lugar ocupa la creatividad en la escalada en roca? Eneko Pou nos decía hace poco tiempo que lo realmente difícil es encontrar, más que hacer, vías innovadoras, y que para ellos un sueño sería volver a encontrar una pared como Orbayu. Sé que esta pregunta tendría que hacérosla estando juntos y que no conoces con certeza su respuesta, por lo que te pido que recurras a tu intuición. ¿Es Valhalla para ti lo que fue Orbayu para los Pou?

E: Pienso ahora mismo que Valhalla es una propuesta de posiblemente una de las vías más difíciles en este estilo. Puede que para mí tenga el mismo valor que para ellos tuvo Orbayu. Abrí toda la vía desde el inicio y posiblemente, a nivel de motivación, de inspiración o de tiempo, puede ser algo muy parecido. Para ellos Orbayu fue un proyecto muy grande que marcó un antes y un después de la escalada proponiendo una de las vías más difíciles del momento. Fueron muy visionarios y algo que desde mi punto de vista les hizo crecer mucho. Para mí fueron unos pioneros y una fuente de inspiración. Y bueno…, creo que Valhalla es un poco lo mismo. Cuando empecé a preparar el proyecto, la gente me decía que estaba loco, que no había certeza de que eso se pudiera escalar en libre, y la verdad es que fue algo muy arriesgado. No sabíamos cómo era el techo y las condiciones que nos encontraríamos, pero como te he dicho, cuando llegué allí lo vi claro y asumí todos los riesgos necesarios porque sabía que esa línea era futurista y exactamente lo que buscaba.

 

“Necesito sentirme enamorado con el proyecto que quiero hacer. Si fuera de otra manera, no podría dedicarle ni las horas, ni la pasión, ni la energía que se merece y requiere. En Getu he estado prácticamente ocho meses. Si no lo hiciera así, no podría terminar proyectos de esta envergadura”.

 

K: ¿Crees que esta vía, y sé que es una pregunta complicada, puede pasar a la historia como Acción Directa u Orbayu, o quizás la complicación en su acceso y de incluso de permisos puede dificultar esto?

E: Sinceramente, como escalador, si estuviera al otro lado de la barrera y fuera otra persona quien ha liberado y equipado la vía, yo estaría preparando las maletas para intentar probarla. Independientemente de la dificultad, que puede ser 9a+ o no -igual los que repiten opinan que es 9a o 8c+- pienso que es una de las líneas más bonitas que he escalado. Me sentiría muy feliz y muy orgulloso de que se acudiera a repetirla y a disfrutar de ese trabajo que tanto me ha costado e ilusionado durante muchos meses. Pienso que está ahí para que la comunidad la disfrute y me encantaría que así fuera. Como te he dicho creo que es una línea muy futurista y que sólo la puedes encontrar ahí. Escalar tantos metros de techo en ese estilo tan divertido es una joya.

 

K: Las imágenes son una pasada. Los vértices de roca que nacen hacia abajo desde el techo me parecen una preciosidad.

E: Así es.

K: Tienes una gran carrera con grandes vías a tus espaldas. Éxitos y fracasos. Victorias y decepciones. Ilusiones que quedan en nada o por el contrario triunfos cuando no los esperas. Una vida de vértigo pero con momentos, como el de los grandes viajes o el de las noches colgado en la pared, para la reflexión. Te pido que por favor pienses bien esta pregunta que ya te habrán hecho en numerosas ocasiones, pero en la que me gustaría que ahondases más: ¿Cuáles crees que son tus mayores virtudes, tanto técnicas como psicológicas, que te han llevado a ser uno de los nombres de referencia internacional?

E: A nivel físico, podría decir que tengo una gran capacidad y fortaleza, sobre todo en estilos muy desplomados y que requieren mucha fuerza. Desde pequeño siempre he destacado en este aspecto, en resistencia y en capacidad de sufrimiento. A nivel mental te diría que nunca abandono algo que empiezo y que siempre he anunciado todos mis proyectos antes de comenzarlos. Puedo decir que hasta ahora he cumplido el cien por cien de los mismos. Comencé con esto en 2011 y he tenido la suerte, porque a veces no todo depende de uno mismo ya que la montaña es la que manda, de cumplir todos los objetivos y algunos nada fáciles. Recuerdo una vía que quería repetir, Wogü, en la que tuve que estar allí tres meses porque el tiempo era muy malo. Nos nevó, llovió, pero seguimos luchando con motivación y al final salió. Creo que es uno de mis puntos fuertes.

K: No conocía ese dato. ¿Siempre has superado todos los proyectos que te has planteado?

E: De momento sí. Toco madera.

 

K: Me voy al lado contrario. Alguna carencia que crees que puedas tener. ¿Hay cosas que mejorar y que te puedan hacer subir un peldaño más?

E: Por supuesto que hay muchas que me pueden hacer mejorar y ascender deportivamente. En ellas estoy trabajando actualmente. Hace ya un par de años que cogí una casa cerca de los sectores de la escalada. Es donde quiero vivir. Me permite estar mucho más focalizado y, sobre todo, no distraerme, porque al final no dejas de tener una vida social muy grande que lamentablemente no es muy positiva para la escalada de alto rendimiento.

K: Iniciaba esta conversación comentando que en distintos momentos de tu vida has sabido reinventarte. ¿Crees que después de China puedes estar ante un cambio vital? También te podría preguntar hacia dónde se dirigen tus pasos, y no te pregunto por proyectos concretos, sino de una forma más general. ¿Qué quieres hacer? ¿Repetir grandes paredes o proyectos que creas desde el inicio? ¿Escalada más entendida como aventura o como deporte?

 

“Cuando empecé a preparar el proyecto, la gente me decía que estaba loco, que no había certeza de que eso se pudiera escalar en libre, y la verdad es que fue algo muy arriesgado. No sabíamos cómo era el techo y las condiciones que nos encontraríamos, pero como te he dicho, cuando llegué allí lo vi claro y asumí todos los riesgos necesarios porque sabía que esa línea era futurista y exactamente lo que buscaba”.

 

E: Creo  que mi dirección como deportista va hacia la escalada de aventura. Mi ilusión actual es llevar la alta dificultad a la expedición. Valhalla es de un corte más deportivo porque al final no deja de ser una equipación con parabolts… Como te digo, me motiva llevar la dificultad a las grandes paredes.

K: En un rato he quedado para hablar con Pedro Cifuentes. ¿Te ves haciendo ese tipo de actividad, en Patagonia, por ejemplo?

E: Sí, pienso que a la larga irá por ahí. Ahora tengo 33 años. Este año quiero empujar mis límites en mi escalada deportiva intentando hacer 9b e incluso probar un 9b+, pero creo que con los años intentaré ir en esa dirección que comentas. El alpinismo es una faceta de la escalada que me apasiona y que a día de hoy es poco compaginable con la escalada de dificultad, porque en proyectos de estas dimensiones, aunque sean vías difíciles, el nivel de forma baja por los viajes, pero aún me siento fuerte y joven y me gustaría seguir haciendo dificultad en grandes paredes. A la larga me motiva probar cosas nuevas y sobre todo ir a sitios más extremos. Creo que voy enfocado hacia eso. Empecé con la competición, luego la vía deportiva… Igual el próximo objetivo es ése.

 

K: Este tipo de expediciones más enfocadas a la aventura implican mucho más riesgo. Hay factores que escapan al control. Pienso por ejemplo en las condiciones meteorológicas, lugares remotos… Es un cambio importantísimo.

E: Sí, claro que sí. Aquí hay que asumir riesgos que como dices no dependen de ti, pero bueno, ya he hecho grandes paredes, también he estado en Patagonia y me he enfrentado a ellos, pero tengo una enorme ilusión por conocer esos lugares del mundo y empezar a hacer actividades de este calibre. Personalmente es algo que me atrae muchísimo. Soy consciente de que dejan de ser balas de fogueo y que pasan a ser de verdad. Cada uno asume sus riesgos y mi amor hacia ese sentido de la exploración y por Patagonia y otros sitios tan épicos me llevarán por este camino tarde o temprano.

 

“Soy consciente de que dejan de ser balas de fogueo y que pasan a ser de verdad. Cada uno asume sus riesgos y mi amor hacia ese sentido de la exploración y por Patagonia y otros sitios tan épicos me llevarán por este camino tarde o temprano”.

 

K: ¿Cuándo? Ahora te apetece subir un peldaño más en deportiva ¿Crees que queda poco?

E: Posiblemente para jugar en esos terrenos igual queden cuatro o cinco años.

K: He oído que quizás te vayas en breve a Perú con, entre otros, Álvaro Lafuente…

E: Hay un proyecto encima de la mesa muy interesante pero aún no lo tengo claro al cien por cien, entre otras cosas porque estamos preparando el documenta de Valhalla que requiere toda mi energía y atención, además del esfuerzo económico y de tiempo.

K: ¿Tendrás que volver a Getu para grabar?

E: Todo lo que es la escalada está grabado, pero ahora hay que darle forma al documental. En 2011 hubo un Roc Trip de PETZL allí y me gustaría recoger imágenes para reconducir todo el material y así hacer un documental con un sentido y  lógica. También quiero hacer entrevistas a escaladores de talla internacional y hacer un storytelling potente. No será sólo la actividad en sí, sino todo lo que hay que hacer para llegar allí. Hay que sentarse con el equipo y trabajar esto en profundidad. Valhalla es muy potente y no quiero desprestigiarla haciendo otras actividades. Quiero centrarme a tope con esto. Tengo un gran equipo trabajando en este proyecto.

K: ¿Tienes en mente ya lo próximo que vas a intentar?

E: Tengo muchas cosas en la cabeza. Hoy precisamente me he reunido con PETZL, uno de mis sponsors, y como te decía antes, en Perú hay un proyecto muy interesante, también otro en China, pero creo que el resto de 2019 voy a estar en Europa entrenando y escalando vías de deportiva para intentar cruzar mi límite actual y hacer la vía más dura de mi carrera que sería 9b o 9b+. Quiero centrarme en esto porque es muy compatible con poner todos mis esfuerzos en el documental.

K: ¿Ese 9b o 9b+ lo tienes claro?

E: Lo tuve muy cerca hace dos años y de este año no pasa.

K: ¿Cuál es?

E: Stoking The Fire, en Santa Linya.

K: Espero que hayas disfrutado tanto como yo con esta charla.

E: Gracias, Juanmi. Al final cuando terminas proyectos así y llegas a casa después de seis meses de lucha, es realmente cuando aprecias lo que tienes. Me siento muy feliz de poder dedicarme a lo que me gusta, de tener la capacidad de ir a un proyecto y poder pasar tanto tiempo tan lejos de casa. Personalmente, es una suerte. Vengo de una familia muy humilde y soy consciente de lo que tengo. Estoy enormemente agradecido a la escalada que tanto me ha dado y me está dando. Todo lo que sea compartir con la comunidad e inspirar a la gente lo hago con mucho gusto.

K: Edu, me ha gustado mucho hablar contigo. Gracias por todo lo que nos has contado.

E: Muchas gracias a vosotros.

 

Tags:
,
No Comments

Post A Comment

¿Aceptas el uso de cookies? más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar